Síguenos en

Editorial

Necesario el aumento al agua, pero la soberbia genera la primera gran derrota de X. Nava

Publicado

el

La soberbia fue la clave para que Xavier Nava perdiera el primer raund para aumentar la tarifa del agua en San Luis Potosí. Una medida, sin duda necesaria, pero no se puede dar el segundo paso sin haber dado el primero. 

Y es que en lo que va del nuevo gobierno capitalino, Xavier Nava no ha podido romper con la inercia de su campaña política para llegar a la alcaldía y hoy en el poder se vuelve una errática estrategia de comunicación social. Xavier Nava sigue trabajando para pelear con la “Gallardía” y bajo el esquema de buenos y malos, se ha olvidado de hacer sinergia con sectores sociales que fueron realmente quienes confiaron en él y lo llevaron al triunfo.

Con la soberbia de “somos los buenos”, Xavier Nava se ha aislado trabajando solo con su club de amigos, esto ha generado golpes mediáticos adversos, empezando desde la contratación de extranjeros para su “marketing político” hasta la burla de los “Gallardistas” por su derrota en la tarifa del agua. 

En el caso del agua no hay que analizar mucho para describir la pésima estrategia de comunicación para “convencer” de la necesidad de aumentar la tarifa. Sin creatividad, su caro equipo de comunicación optó por un comparativo de compra de refresco con la tarifa de agua. Que profundo ! y sin duda con eso llegó a la conciencia del colectivo. 

Luego, la ocurrencia de un día antes de la votación irse a cenar a un restaurant fifi con diputados locales panistas para “darles línea”. 

Para empezar, Pepe Toño, Guajardo y Villarreal, carecen de habilidad para convencer a sus homólogos, para cabildear, si Nava revisa los vídeos de las sesiones se dará cuenta que estos tres diputados poco aportan al debate, por su falta de argumentos y ahora de credibilidad. 

Insisto, si la soberbia sigue siendo el principal motor del gobierno de Xavier Nava poco podrá hacer para lograr cambiar las cosas, debe entender que ahora gobierna para todos los potosinos sean del color que sean. Encerrarse a trabajar con un grupo de 

aduladores, sólo le traerá eso, elogios en la derrota, justificaciones extraordinarias y fantásticas, pero fracasos la vida real y el cumplimiento de sus objetivos. 

Sin duda es necesario el ajuste de la tarifa de agua, pero antes de dar el segundo paso hizo falta dar el primero. Aquí las consecuencias de una pésima campaña de comunicación, sumida en constestar todos los dardos “gallardistas”, encerrada en su club de amigos y lejana en sus conceptos y propuestas de la ciudadanía. 

El diálogo real, no es hablar con la gente que piensa lo mismo que tú, ¿Necesitará Xavier Nava contratar otros diez extranjeros en su área de comunicación para entender eso?

Publicidad




Lo más visto+